The Beatles - Revolver


Cada vez que escucho a The Beatles, aunque parezca gracioso, más allá de encantarme lo que hacen, los asocio inmediatamente con el LSD o algún tipo de alucinógeno parecido. Esta sensación no me sucede con toda su discografía sino con los discos de su segunda etapa y más bien ciertas canciones que debido a su gran emanación química me transportan al viaje astral que tuvieron estos pibes “Liverpoolenses” a la hora de componer. Hay temas como Im the walrus, All you need is love, Octopus Garden entre muchos otros que me esbozan una mueca de sonrisa en la cara al imaginarme tan solo el ámbito en el cual sucedieron o como se les ocurrió. Revolver es, un poco, el pasaje de un lado al otro y tiene la mezcla justa de todo lo antes dicho sino John Lennon nunca lo hubiese llamado, a secas, el álbum del acido.
Vengan, no sean tímidos, tomen asiento que ya arrancamos.  


 El frenesí de una guitarra rítmica aguda, el bajo burbujeante y la letra tajante del primer tema - Taxman (Recaudador de Impuestos)- caen desplomados ante una orquesta de violines y coros al canto de “Ahhh, look at all the lonely people” (Mira toda esa gente solitaria) de Eleonor Rigby descolocando la percepción y la idea entendiendo un camino zigzagueante, cambiante y disparejo como lo suele ser un viaje de acido sujeto a cada acción mental, a cada sentimiento que se cruce. A partir de ahí nos adentramos en los cajones de la experimentación del estilo con I´m Only Sleeping y Love You To y en consecuencia re inaugurar esta etapa (la primer inauguración fue con Rubber Soul), la segunda, en la que The Beatles expandió el universo musical de todos nosotros, llevándonos a flotar por la brisa con el resultado acabado en una divina canción de armonías vocales en donde los coros parecen el ulular del viento que se vuelve sonido al pasar por las hendijas en la simpleza y la dulzura de Here, There and Everywhere  y después de esta elevación y haciendo cumbre volver a entrar en la dinámica especial de Yellow Submarine rompiendo todo lo que había sido y de ahí a She Said She Said con arreglos increíbles sintiendo, particularmente con este single, la comunión del grupo para con el proyecto de ser sin ser, de ser The Beatles sin serlo realmente priorizando sus curiosidades y convicciones musicales mas allá de la importancia que podría tener esto en el publico y la crítica como lo habían hecho en su primer paso con Rubber Soul pero es en este disco más puntualmente donde queda clara la partida definitiva del puerto seguro de la beatlemania hacia el océano de las posibilidades.


Desde aquí en adelante el disco toma un rumbo más estable donde se puede sentir el rock y el pop fluir libremente, obviamente, con ciertas alteraciones experimentales más que nada en puentes y pasajes interiores interesantes muy acordes a la época Good day sunshine, And your bird can sing, For no one, Doctor Robert y I Want to tell you terminando este banquete con la clásica Got to get you into my life que cierra este lado - circuito de canciones bien arriba con unos arreglos de bronces increíbles y una producción exquisita de Paul.



 El final se desenlaza y atar todos los cabos encontrándonos en Tomorrow Never Knows (Mañana nadie sabe) con cítaras, delfines (¿?), una batería tantrica excelente, la voz de Lennon medio perdida en un limbo, grabaciones invertidas y la guitarra de Harrison siempre extraña en un ambiente acorde para su ejecución  juntando todos los pedazos de Revolver en un gran colage de misturas que hablan por sí solas de lo que vendría mas tarde. 

El Mato a un Policia Motorizado - La Sintesis O´Konor


La audacia y la emoción hasta final , el finaaaaal son las caras de la moneda que El mato lanzo al aire en este 2017, donde las guitarras masacradas por la pua pasaron a ser acariciadas en arpegios que contienen la misma carga energética de siempre pero que claramente marca un viraje hacia caminos de letras más personales pero tan atrapantes como un canto tribal, donde la ficción parece ser la segunda opción dándole paso a esa faceta que Santiago venia ensayando dentro de la Dinastía Escorpio donde lo fugaz del enamoramiento siempre se mezclaba ante la imagen lejana de una familia disfuncional sin encanto de niñez .


En vez de nuevos discos, nuevas drogas  la frase seria nuevos sonidos, nuevas ondas. Este volantaso no fue digerido del todo por una pequeña parte de sus seguidores, pero bueno, hacernos mayores equivale un riesgo que nos hace ver las cosas de una manera más tranquila y menos turbulenta. Abrirnos hacia esta faceta de la perfección produce murmullos inevitables ante lo inexplorado, hacia esas expectativas no resueltas. Lo curioso es que La Sintesis O´Konor, al emigrar del viejo sonido, se abre paso tan solo al escucharlo una vez sintiendo ese magnetismo instantáneo en las primeras canciones para adentrarse en elixires, curiosamente casi sin distorsiones, donde la esencia de la banda esta mas que presente pero de otra manera y eso es lo que más destaco, ese reinventarse, ese que tiene las grandes bandas que apuestan por la musica y su sonido sin ninguna interferencia.  


A fines de Junio, como era de esperarse, junto al Francés caímos en Niceto para verificar que aquello que habíamos escuchado aleatoriamente en Spotify era verdad, con la intriga anexa que trae el vivo, con la intriga que produce el lanzamiento de un disco y su presentación, y la verdad es que todo volvió a suceder como si fuera ayer. Al Francés lo perdí ni bien empezo el pogo del primer tema y yo me quede anonadado mirando la manera portentosa de tocar que tiene Niño Elefante y la locura bipolar de Pantro, obviamente saltando con la muchachada en mis canciones preferidas.  



Al fin, después de  casi cinco años, El mato a un policía motorizado saco su tan ansiado disco con todo lo que eso implica demostrando que han crecido en composiciones hermosas, diferentes pero iguales, donde quizás la segunda guitarra esta, para mi gusto, algo relegada, donde quizás te vuelen la pelucota con este nueva versión de ellos mismos, donde quizás los sintetizadores tomaron parte de las composiciones y gestan en penumbras una base espacial a lo Richard Wrigth, donde quizás no haya tanto descontrol pero si esta el pulso constante impeclabe de Doctora Muerte metrallando ese hi hat, donde quizás hayan cambiado para mejor y por eso la próxima vez los veamos inevitablemente en el Estadio de Ferro o más bien en el Luna Park desplegando estas bellas intenciones.

Nirvana - Bleach


Siempre existen esos primeros discos irrepetibles que catapultan la fama de una banda a la estratosfera pero, en muchos casos, por culpa de este suceso repentino, inesperado e intenso la misma queda atrapada en el trasmallo de la popularidad y pierde, por desgracia, el don de hacer buenos discos y con eso llega el fortunio, la desazón de perderse en la nada de lo que fue y no sera.
Solo aquellas bandas que han sabido sortear este escollo y mantenerse son las que con el tiempo el público general termina catalogando, inapelablemente, como una gran banda y de ahí en más pasar a la historia ya sea en la conciencia colectiva de un país, un continente o del mundo entero.
                                      
                                                   
Bleach es el nacimiento, la navidad, el 24 de Diciembre Católico de Nirvana donde se puede encontrar la influencia retorcida de Melvins en esos repiques de bombos y tambores golpeando al unisonó junto a esos apagones constantes de quintas gruesas que se diluyen en tiempos produciendo sensaciones de inestabilidad, desidia y bravura pero la materia prima nirvanezca que está en tácito desde el mismísimo comienzo con Blew como en la mayoría de las canciones de este disco que podrían sonar tanto en In Utero como en “Noimporta”(?) sin ningún tipo de interferencia.

                                                       
Obvio que este disco no fue ni por asomo, a nivel explosión publica, lo que después sucedería con Nevermind, pero con sus seis o siete hits le alcanzo a la banda para empezar a tocar para un grupo reducido de pibes en salones y garajes prestados para llenar, en tan solo un mes, hasta la manija los clubes locales convirtiéndose en un suceso underground en expansión. En resumen Bleach fue algo así como el Big Ban del universo que Nirvana crearía en los próximos 4 años venideros.

              

El disco fue grabado con chirolas de la mejor manera posible, Kurt quien estaba en la lona por decisión propia, tenía varias maquetas diagramadas que se pulieron con ensayos previos y sobre la marcha inspirado en su maldita falta de inspiración y su rabia  intempestiva vomitando frustraciones y desidias de juventud sobre la flora del entramado sonoro que la banda logra en riff hipnóticos y enérgicos que para muchos de sus oyentes son catárticos y de ayuda de como sobrellevar los ataques cotidianos de la miseria, miseria que el mismo Kurt sabia reproducir detrás de los parlantes y aquí el claro ejemplo.
Como dije en un principio no todas las bandas logran sobrevivir artísticamente a su primer buen disco, pero si así fuese, más difícil parece sobrevivir en vida al éxito total de su expresión artística sin morir en el intento.


Charly Garcia - Random


Para aquellos que aun no lo saben les cuento que nuestro astro y tótem del rock argento ha sacado un nuevo álbum. Si señores Charly García está de vuelta y en todo sentido lo digo, de vuelta en un estudio de grabación, de vuelta en los escenarios, de vuelta de la droga, de vuelta en la vida.


Cuando de pedo, en una propaganda de Youtube, escuche La máquina de ser feliz primero pensé que era un skech de un imitador disfrazado en una limusine engañando a la gente pero a medida que transcurría el tema y su bella melodía me mantenía expectante la supuesta humorada se transformo en aceite de oliva extra virgen que este personaje inigualable había producido. Como muchos, no sabía que estaba pergeñando un disco nuevo ni mucho menos, es más, dudaba, por su estado de salud, que pudiese volver a  grabar. Pero bueno, parece que a bigotito mixto no hay que darlo por muerto ni aun vencido y, como a mí, ha tapado la boca a más de un escéptico de sus virtudes llegando a comparar este material con los mejores de su carrera.


Ciertamente existen prejuicios debido al largo prontuario del protagonista pero quiero dejar en claro que este músico ha exprimido otra vez su máxima capacidad de hacer canciones diagramando una gran variedad de tiernas exposiciones como Mundo B, que parece ser un out take de Piano Bar, otras quizás más oscuras como Lluvia y Otro con letras puras y autorreferenciales, y completando el menú, algo que le venía faltando hace rato, canciones alegres, arriba y sencillas como Ella es tan Kubrick, Believe o Primavera apuntalando así todas las estacas de la carpa para que no se tumbe ante las mínima critica incestuosa repartiendo delicias para todos los gustos. 


Obvio que la voz esta algo trabajada con coros femeninos (la hija de Palito “monje tibetano” Ortega), algunos dobles audio y efectos, nada que no hagan otros artistas, pero que más da si solo es eso lo que hay que tolerar para ingresar a este “random” de canciones grabadas en la intimidad de un IPAD apreciándose así sutilezas bien al estilo del autor, cambios increíbles que hacen pensar que no todo está perdido y que Charly viene a ofrecer su corazón, en su faceta mas extrañable desde sus últimos discos (El Aguante, Rock and Roll YO , el olvidable y no oficial Kill Gil) donde prima el descontrol y el martirio para todos nosotros, sus seguidores.Sin lugar a dudas Random es uno de los mejores discos de este 2017, sin dudas uno de los mejores discos Charly, sin dudas Charly lo hizo de nuevo.

Gorillaz - Demon Days


Después de pensar que todo estaba dicho y hecho, mi hijo mayor me recomendó un disco de Gorillaz. Obvio que ya conocía a la banda, a su edad había escuchado el primer disco siendo una fresca alternativa para intercalar la musica hardcore - rock de mi aislada adolescencia sin dinero y sin internet.
La cosa fue más o menos así, en un shopping del sur de la ciudad (a lo Pappo) mi pibe se perdió de vista y cuando lo encontré con una bolsa de "Musigrundo" en la mano, supuse y pregunte - ¿Qué juego de play te compraste? – a lo que me respondió – ¡Ninguno pa! Me compre Demon Days de Gorillaz- Quede perplejo, ni sabia que existia aquel material.


Llegamos a casa y por temas de tiempo tuvimos que esperar hasta el otro día para poner, como en viejas épocas, el Cd.  Él como, si fuera yo con su abuelo en otro tiempos, comenzó a guiar la travesia por la Intro, que por cierto ansioso la salteo ni bien empezó, para caer de panza en una playa animada en Last Living Souls que junto a Kids With Guns, marcando precedentes, se desprenden bastante de la ecuacion hip – hop  + rap dumb que les dio la fama y los aplausos gracias un buen marketing de videos clips e imágenes en MTV. ¿Que paso? Gorillaz trascendió la idea de ser una socarrona burla virtual hacia la industria para transformarse en una banda verdadera, con necesidades, compromisos, seguidores y adeptos por gran parte del globo y por lo tanto lo que era una fantasía se volvió realidad, sus personajes se volvieron tan presentes que prácticamente tomaron vida debiendo forjar un estilo el cual se puede apreciar claramente aqui. 


Coincido plenamente con las opiniones de los artistas, Demon Days pretende un enfoque más directo, con cierta oscuridad del trabajo anterior pero con una personería disciplinada encontrada en un estilo serio, enérgico, vibrante, calmado, mas colorido pero no tan eléctrico gomoso sino mas loopeado con beats  limpios enjuagados en esas dulces y dejadas melodías de voz que levantan la cresta de la ola que viene detrás, un atropello, un sarandazo del planeta Gorillaz que empieza a rodear sensaciones de simpleza y complejidad al mismo tiempo.


Los dos hits Feel Good Inc. and(?) Dare no colapsan al resto de sus compañeros de pista como sucedió con Clint Eatswood y 19-2000 en la primer tirada, es mas, quizás las dos primeras realzan la belleza de los demás como sucede con Dirty Harry, O Green World o Fire Coming Out of the Monkeys Head. Todo encastra cual castillo de Rasty en una mega estructura por demás moderna e innovadora donde todo su arte se fuciona dentro de una presencia auditiva llena de piscas de todo estilo vigente hoy, ya sea esas guitarras planas haciendo riff pseudo rock, esas baterías simples pop o esos bajos morboso hip-hoperos donde todo se apura en planos eléctricos condensados. Al terminar de escuchar tan vivo artefacto agradeci en silencio a Dios de que en esta era digital no tangible, todavía haya gente que compre discos en formato fisico circular. ¡Gracias hijo! Te lo digo por aca pero ya te lo he dicho aquel día....Muy buen disco!!!

Fil Phuse - Argentina


Cuando puse en el buscador de Bandcamp la palabra clave – Argentina- estaba en mi idea  encontrar bandas nacionales que tengan su música dentro de esta enorme plataforma de intranet pero el buscador tiro cualquier cosa y ,para sorpresa, como resultado encontré varios discos extranjeros que llevaban el nombre de mi país. ¿Por qué le pusieron  a su primer disco este nombre? ¿Quién sabe? Lo que creo es que Fil Phuse por alguna razón paso por estas tierras y la cultura le pego justo en el medio del marote, sino no haría otra explicación. Definitivamente algo fuerte debió haber pasado.
 Y no les cabio esquivar la parada y por eso Argentina empieza con el fragmento de una payada que no sé quien carajo la interpreta pero que luego de explayarse y ser cortada queda precisa en el lugar indicado junto a mucho glam y soniditos.
Lo que sigue es un derrotero de hip – hop hermosamente rimado en algunos casos sobre loops de versos de canciones de un profundo folklore como sucede en Voz y mas allá de tener un tema que parezca más mexicano que otra cosa como en Apreciar, la dinámica del disco se muestra entre un tema instrumental con bases y loops y otro rapeado generalmente con un invitado donde hoy está de moda la onda feat o ft abreviado en vez de referirse simplemente con la preposición "con" en referencia a quien los acompaña.


Aquella canción que se encandila con todas las luces del flash es quizás la que lleva el nombre más porteño, sacado de las viseras del léxico actual, la cadente y fuerte Wacho que te hace mover la cabeza tipo en cámara lenta como en esos videos de “nigers” resentidos que andan mostrando sus dólares, sus mansiones, sus autos y todos esos gatos entangados olvidando ni mas ni menos que los lugares de donde vinieron, de donde salieron, a sabiendas que  hay muchos pibes sin morfi en las calles que pueden estar viendo esas imágenes de una conducta dignas para ser analizada por un sociólogo pero bueno aquí me encuentro al ritmo de estos muchachos de los cuales no sé nada y de lo que no se encuentra mucho por ahí pero que sin tener que demostrar nada de lo anteriormente dicho me ha conquistado en parte con su portada, un lugar cálido (vaya a saber donde queda) y esa música de rap “guachesco” que te moviliza por los caminos, no de la ruta cuarenta, sino de la autopista Ezeiza - Cañuelas saliendo de la capital rumbo a las pacientes hectáreas del campo.
 ¿Qué es Fil Phuse? No tengo ni la menor idea, quizás un tipo solo haciendo música en el sofá de su casa o quizás un grupo de locos que les cabe el hip – hop y el house como a mi componer canciones pero lo que si sé es que han hecho este disco desconocido, perdido y misterioso tan misterioso como la gente, la política y la economía del país que inspiro su nombre. 

Queen - A Kind of Magic


Si algo me ha dejado como herencia mi viejo es el gusto por la música y si tendría que definir una etapa de mi infancia a su lado con un disco, mas allá de haber escuchado muchas bandas, una que marco mi recuerdo para siempre fue Queen con esta hermosa obra de arte, A Kind Of Magic. No sé muy bien cómo surgió el enamoramiento de mi papá hacia este disco, quizás fue su fanatismo por la película Highlander (Una mega producción de los años ochenta) donde estos temas son ni más ni menos que la banda sonora o que solo le gustaba Queen y punto. Lo cierto es que no había fin de semana en el que mi viejo no nos queme la cabeza con este disco a mi vieja, mi hermana y a mí.


Si comenzamos del principio debería decir que la portada no dice nada, es más, a mí parecer las caricaturas de los cuatro integrantes da la primera sensación de ser un disco alegre y bailable cosa que no lo es para nada, una portada antagónica con respecto a la temática sentimental épica y medieval en la cual está basado su formato. Y hablando de temática entonces volquémonos a lo que nos importa: Un prefacio introductorio es el puntapié inicial para empezar a rockearla con buen tino en el riff de  One Vision  rodeado de sonidos ochentosos mas que nada con los típicos arreglos de batería sintetizada o electrónica, particularidad que alternara durante todo el álbum en la grabación.


Por lo general el mundo tiende a ensalzar solo al virtuosismo de Freddie por causas obvias y la banda pasa a ser solo una banda de músicos que hace que el sueño se vuelva realidad pero detrás de esta obra se esconde una especie de magia (Cuak) variada que se puede saborear en las composiciones que cada integrante ha realizado  para este disco liberando tensiones artísticas entre unos y otros y dejando en claro que todos sabían  hacer música. Según pude leer el grupo fue llevado a una sala de cine privada donde vio la película y con tan solo una primer mirada, dada la emotividad de la historia, fueron sucediendo ideas que cada uno supo aprovechar y plasmar rápidamente así es como John Deacon (Bajista) se inspiro y logro la histórica One Years Of Love, Brian May (Guitarras) se despacho con la interrogante Who wants To Live Forever y Roger Taylor (Baterista) con aquella canción que más tarde daría  el titulo de este álbum. Obviamente todas interpretadas por la voz del mismísimo Freddie Mercury pero a costas de la sensibilidad compositiva de sus compañeros mas alla que el cantante ha aportado sus canciones (Pain is so closet o pleasure y Friends will be Friends).  



Las obras más pesadas de este álbum conceptual, Don´t Lose Your Head y Gimme The Prize, contienen fragmentos del guion y voces originales de los actores abduciendo automáticamente al espectador a las escenas más tensas de la película Highlander, donde Queen se parece un poco más al Queen setentoso roquero que supo ganar elogios a lo largo de su carrera en el medio y aca es donde se confunde la cosa ya que cuando uno habla de Queen da por sentado que es una banda de rock pero creo que estos ingleses supieron encontrar su estilo en un gran abanico de posibilidades entre lo Pop, la música clásica y el rock, tanto antológico como moderno, y que con el paso del tiempo supo acomodar las piezas a las nuevas tendencias de la época (música disco) y no perderse en la vorágine de la moda para transformarse en la banda que marco la época (valga la redundancia) de los ochenta con mucho virtuosismo, elegancia, carisma y sobre todo mucho laburo buscando la perfección. Obviamente los coros están ahí como siempre agudos y penetrantes.